Axis Mundae

Instrucciones al lector:

Este poema está construído a partir de todas las continuidades posibles en la figura de los nueve puntos y las 72 conectivas. En la tabla, los números de 2 dígitos; por ejemplo el “54“, resume la frase: “desde el 5 al 4“.

Para leer se recomienda al lector saltear en la lectura encadenando consecutivamente número entero y conectiva. Cuando el lector decida terminar su recorrido, está invitado a leer el ø.

9p 19 29 39 49 59 69 79 89 9
8p 18 28 38 48 58 68 78 8 98
7p 17 27 37 47 57 67 7 87 97
6p 16 26 36 46 56 6 76 86 96
5p 15 25 35 45 5 65 75 85 95
4p 14 24 34 4 54 64 74 84 94
3p 13 23 3 43 53 63 73 83 93
2p 12 2 32 42 52 62 72 82 92
1p 1 21 31 41 51 61 71 81 91
ø 1u 2u 3u 4u 5u 6u 7u 8u 9u

.1.La Luz de lo VisibleEl eje induce al cielo

a recogerle desde los hilos

alzando el salto que los partiría en el sacrificio

y será devuelto íntegro el cuerpo

luego del quiebre.

Inicia Sí

1 al 2

Puesto que el punto que inicia

ya dio sus alardes a la estrofa

y prima el valuarte

legión primitiva

decía de sí

el pasaje

Mi

1 al 3

Entre nudo, trazo y tiro

neutra eterna que no desciende

hace cifra y deja al día

a su merced

si la hora

place.

Hey !!

1 al 4

Un brinco estrecha la distancia

si aviso decomisa la conciencia

el orden dinamiza

estira y prolonga

sin cesar.

Quizá Su

1 al 5

Le liga una rueda enrarecida

una cinta que no deja

de tener un símil

parecido a su contrario

en el arribo

Tal Fue Que

1 al 6

Cuando suma paralela y lineatura

el edén deja el río en las cruzadas

este sí

este no

de una realidad

amenazante

El Árbol

1 al 7

Uno punto y todo

alimenta y recoge de la siembra

la raíz de un fruto dulce

que en la boca

deshace el ansia

indispensable

Verdad

1 al 8

Cada lazo enciende

el sucesivo acontecer

la índole consiente

al bienvenido

que ciego se debate

adentro

del enjambre

El Porvenir

1 al 9

Cantidades iban solas

deleitando a algún lector

que va saltando

del apéndice a la notación

y viceversa

al colofón

.2.

El Número Uno

La sortida

el genocidio del árbol y la identidad

el Stilo Nuovo

el pedido y la complacencia

la soledad

y la casa nueva

Y En Tris

2 al 1

Mientras hoy la luz retiene

amanece en la memoria

lo que era un precedente

y el sueño

venía de la tarde

Se Da

2 al 3

Lo más entrañable

era ir

de uno al otro lado

comprendiendo

que la media luna llena todo

y la noche

esclarece.

Decae

2 al 4

En el prisma se trasluce

la sagrada intimidad

del paso a paso

y el que sabe andar

persiste.

De

2 al 5

El signo que al párrafo

ilumina

advierte que alguno

cursó de soslayo

perfil por perfil

la osadía

del viento.

La Ruta Si

2 al 6

Que ver que imagina

verdear el paseo

tomarle la mano

y llevar a la historia

el golpe

la fuerza y las paces.

Volvió

2 al 7

La ruta instruye al caminante

y emancipa su fervor

abriendo puertas

y velando

en el umbral

su parsimonia.

No Sea

2 al 8

Parecía encontrar un alta

voz

el retiro que lo lleva

en el instante

a dejar la boca muda

y quieta

el arma.

Él

2 al 9

En el cinto leía

la feliz culminación

que hubo partido

en la inicial discriminada

y sigue en sus remansos

el amante

que conduce.

.3.

La Oda del Orden

Estado así se reconforta

y lo que es secreto deja de serlo

abre la luz

y las atemporalidades.

Y a La

3 al 1

El soplo del cielo

difundía las causas

del caso crucial

uno fuerte

y el débil

receptor.

Sólo

3 al 2

Trazado del ángel que

descubre

un alero en un recodo

cerca de la vida

que mortal

perece.

O Qué

3 al 4

En la cual ella entrega

hace y contempla

el día culminado

entre la dicha

y el pasmo

capital.

Mar Por

3 al 5

El paso sucesivo y anhelante

en cada premisa

el mundo pacifica

la región en que se yace

como un cardo

persistente.

Las Más

3 al 6

Pareciera que al ojo

se vinieran todos juntos

los que extreman

y los más íntimos

los centros

y sus lazos.

Digo

3 al 7

Por vialidad el grandor

que al menos especula

fascina

hasta que el llanto

hace del éxtasis

un conglomerado.

Alzóse

3 al 8

Ellos partieron en las medianías

donde no había retensión

y lo inanimado

aparecía

y desaparecía

aquí y allá.

Abre Ó

3 al 9

Los vastos tramos y las minucias

como animales encaramados

lejos del sitio

del nacimiento

que aquí

se olvida.

.4.

Las Partes del Cuerpo

¿Qué deja de hacerse?

adeus mes creaturas

mis individuos

jamás lo comprendido

levantó el ancla

de las virtudes.

La Edad

4 al 1

El tenor del enjambre

conduce a una sola

a ser reina

y a tomar de las otras

la flor

que en la vida

se da

por doquier.

El Axioma Que

4 al 2

Da la idea que uno ronda

entre las zarzas

y divisa un horizonte

que no cesa

de causar

alejamientos.

Virtus

4 al 3

Todo por verle apareciendo

de una vez y para siempre

quedándose y aliviando

la espera

que promete

la esperanza.

El Eje

4 al 5

Luz que agudiza las líneas

del roble

que rinde homenaje a la sombra

y paciente las tintas

reinciden

de nuevo.

O No

4 al 6

A su vez ella fuera de sí

cantaba y se iba

delgada y silente

tomando

aquí y allá

las flores pintadas

por mí.

Devino

4 al 7

Ellos saben rodear las estancias

eterna bondad del gentío

era el genio que lo levantaba

al seno aparente

de su

juventud.

O las Alas

4 al 8

Quizá todo perdía

su parte

un santo tendió

su camino a mis pies

besando los suelos

que habían abierto

el sendero

del orbe.

Por Uno

4 al 9

El hogar tardaría

en hacerse la casa

las fuerzas que adentro

alzaban el fuego

vestían la escena

de dulce

promesa.

.5.

El Oscuro Mar

Todo profano

mortal prudencia

la supresión dignificada

y el nuevo auxilio sirviendo al mundo

sin pleitesías.

Entre

5 al 1

Le enviaría en su senda

llevar la encomienda

la casa que funda

el acta del pueblo

y la nueva bandera

Al Hall

5 al 2

Al doble del río

cruzaban las barcas

y andaban silentes

las lobas

los niños

y un

astro.

Sin la Ciudad

5 al 3

Este mismo remanso

en el lado que el codo indicaba

principio

final

y entre

medio.

Si Hace

5 al 4

El mazo en la mano

regía las suertes

y el grupo que daba

suspensa

en la suma

acertaba.

E Impide

5 al 6

Pero había más

que nada

uno o dos

que coincidían

sin tocarse

y gozar

en la mira

elegancias.

Sin Ir

5 al 7

Extravío

que pierde en el hilo

la piedra que hacía el suceso

y en las cuentas

sembraron hastío

y olvido

de sí.

Para Sí

5 al 8

Centrado en la fila que ordena

distancia prudente

uno el otro

el hombro

tendía la mano

al fiel

precedente.

Ve Y

5 al 9

No fue tiempo el instante

ni marcar día a día

el resto que falta

y hacer del entero

congruente

paciencia

infinita.

.6.

El Instante Infinito

No hay más urgencia

ese misterio detuvo el tiempo y lo extendió

dejó regir la integridad

restituyendo lo que quebrado

en ascuas quedas

mudó su boca.

Llamó

6 al 1

Un dios debe haber

en el sitio que falta

y no puede tenerse

ni asirse de veras

salvo que en uno

piedad

quite el sable.

Como Si

6 al 2

Cómo estas cifras

todo lo hablan

sin que lo digan

y visten las aguas

como un remar

las naves

solas.

Enmudeció

6 al 3

Si así se pertenece

a la instancia a que se llega

y se ama a quien reside

si allá

nos dirigiésemos

sin pausa

cesaría.

¿Sabe?

6 al 4

Fuera de qué

si adentro estaba bien

la recompensa

la estadía

en medio

de un

sin par

A

6 al 5

El mejor y el menor

gracia encima

ése toma

lo redacta

y crece en demasía

como un triste

cardenal.

Todo su Extremo

6 al 7

Sin astucia no sucumbe

doquier le hila

sin traba

el tinglado

que rige virtud

y verdades.

(…)

6 al 8

Devuelve retoma

e integra

el mar que allí adentro

supone que haya

un nuevo país

por delante.

Más Todo

6 al 9

Pues que avista

cercano o lejos

casi un símil de sí

que va deleitando

al fuero que luce

su cara

evidente.

.7.

La Mano del Mundo

Y se detuvo en la sustancia

cuando el aire dejó despiertas

a las bellezas sin sus bondades

sin sus piedades eran no más

que una apariencia.

Ir En

7 al 1

Que cuando va

viene presto dejando

un sitio y su huella

y sin despedirse

nos dice su adiós

y su marca perdura

en la

era.

Buh !

7 al 2

Este tiempo que gasta

y deshace los días que el sol

ya no muestra

no finge ni muda

sino que contempla

las cosas

sin que se den

por vencidas.

Que Fin

7 al 3

Este rezo por flujo

que vierte

cadena en cadena

el orden que no ha de vencer

reverdece

en la siega

el secano.

Cual

7 al 4

Punto aparte

jamás deja fuera

el don que condice al entuerto

y trenza las ubres

que dan a las crías

prestancia.

Su

7 al 5

Valga el esfuerzo

la flor que en la mano

se pierde

deambula sin traba

quien rige en la siembra

su fe

puesta a punto.

Bella No

7 al 6

Y reincide de nuevo

sin culpa que espante

en la rama que gusta

tener ese fruto

que pronto

deshace

el aliento.

Veladuras

7 al 8

En el día perfecto

huída descanso

y su siesta

ni bien ni malvado

aquel y este otro

reside el sentido

en el plan

consiguiente.

Y

7 al 9

La vera que todo

atiende y recuerda

el alero que guarda

a quien sale fuera

el éter que cunde

en el cese

detiene

el fraseo.

.8.

El Espejo

Fuera de dios

obra maestra

se transmutaba lo claro en nulo

y en la piedra estaba fría la sangre

y cuando le hubo visto

tierra nació.

Arista

8 al 1

Pernocta su noche

y desierto amanece

si todo recobra

la nada que pierde

e ingresa a la faz

que hace frente

a las loas.

Temo Por

8 al 2

Si al cabo y a tientas

el uno que viene

que falta y no está

aparece tras algo

que hizo

que el pie anunciara

si acaso

deceso.

Capital

8 al 3

Esperar no debiese ninguno

la puerta reabre

el discurso

y la voz que cansina

incitaba

fijaba el umbral

de la dicha

infinita.

Usted

8 al 4

Una pequeña gracia

observada y bebida

con ágil pasión reluciente

vertió palmo a palmo

del fruto silvestre

el yugo

trucado.

Ninguno Fue

8 al 5

Es pues ya suficiente

mi paz mi terror

mi silencio

que oye del mundo

las teas latentes

que dicen

que

sí.

Piedad

8 al 6

El mar imposible

ola y ola

decanta

preciosas las lenguas

que miden la escuadra

tajante y tunante

ahora que ya

me convence.

Dió

8 al 7

El factor que acompaña

brutal caminata

pide a ello

lo aún sin que sepa

ese mosto que guarda

en sí

pura esencia.

La Creación

8 al 9

Ni primera o real

tenga en tanto

ni tardía evidencia

inflamable quebranto

vienes tú a pedir

un receso

que culpe al lector

de saltar en sucesos.

.9.

El Diálogo de las Criaturas

Viene diciendo pretos en negros

una secuencia

boca que mueva

nunca despierta

aldabán

gerano dos tres.

Uno de Nuevo

9 al 1

Turno sigue

y vuelta uno

habla de sí y comunica

escena y rostro

en el decurso

irrepetible.

Sea Que

9 al 2

Dice el mensaje

plegar el vientre

correr la suerte en buena hora

y salvas saludan

solaz

la omisión.

Si

9 al 3

Trina doble

quien dócil place

en crear las durmientes

del vilo en el celo

cuando en la vista

al par electo

suyo

lo hace.

¿Cómo?

9 al 4

De un rictus

tener por cierto

ser balanceado

irrevocable tempranamente

o al

finiquito.

Algo

9 al 5

Si lenta duda

el dial que signa

y marca un calce

hay algo fuera

semi maestro

jugado

e ido.

No

9 al 6

Tendida y docta

la caravana

cruzar presiente

el tramo aldaba

y conectivas de lo dispar

llamar sentido

a lo discreto.

Zas

9 al 7

Ideal maestro

el numeral

que convierte al juego

en la región de las suertes nuevas

que mío el ausente

y suyo el que toma

por diestro.

Allá

9 al 8

Índice electo

compaginarse las hojas solas

se solicita

de quien comanda

la vocación

que infinita vence

sin que

perezca.

.Ø.

Fuera del Eter

no caduca el término

y nos acompaña en su dilación eterna

que la memoria alimenta como el horizonte.

El paréntesis cierra su llave a los sucesos

que por un instante se dejaron ver

al unísono.

{ 123456789 }

Los 9, leídos como personajes

.1.

El Fiel Testigo

quien atiende paso a paso

la fe

que da su testimonio

en él la verdad

hoy cesa su temblar

reposa

y esclarece los sucesos

tanto que

lo ciego

se hace claro.

.2.

El Pensador Cabal

si liga

hace al todo

unificarse

portador de la cifra

que reúne

en el estrado

recoge y guarda ahí

en el cantar

al hacedor.

.3.

El Orfebre de Siempre

de lo disperso toma de aquí

allá también lo distraído

la joya luce

clarín celebra

compuesto entonces

pura mano

compón lo hallado

en lo disperso

y la ópera queda

en divina ordenanza.

.4.

El Restaurador Imprescindible

se pide que imponga

salud

y juvencia lozana

así sea

a sí mismo

el pedido revive al cuerpo

vital abrazo

que cura al falto

pues

vela que cada región

sea encienda

se quede en su juicio

y sanada

lo sea.

.5.

El Menudo Lingüista

cuánta lengua distinta

decir desconoce

y en raíz su sentido

esclarece en la niebla

que sin más dilucida

y distingue en lo ignoto

a los astros haciendo la luz

en las mismas marismas

que hoy

se disipan.

.6.

El Novel Poeta

en la voz que divisa

el momento perfecto

un tiempo que nutre

palabra y andado reluce

¿a quién le dice

si es él?

un fugaz tenle todo

y poquito.

.7.

El Sembrador Calzado

ese extremo que toma

del nido preciado

el fruto mas digno

y semillas dispersas

en el surco labrado

queda siembra en las tierras

augurio paciente

y crecidas

en flor.

.8.

El Relator de Sí

está quien se mira y se ve

está el que se ve y reconoce

ahí está si mismo

diciendo al cronista

relato en el hecho

la vista en el frente

y lo habiendo a su espalda

viviendo.

.9.

El Regidor de Palabra

el que rige y legisla

a las hordas inermes

y advierte presencias

quien sea

que él

se dignase

o palabra real

del registro

y así vive y convive

el mayor y el menor

y mi misma persona.

.Ø.

Nadie Si Cabe

lapsus

&

ud. sabe

la dolencia que aguarda

la llamada enllamarada

estaba él y su dedicación

la numeralia y el contador

el dándose cuenta

de lo acontecido

la noche buena

que le acompaña

antes de amarse.


.1.El Universo

Construimos un universo del 1 al 9, más el 0;

entendemos que esto es una restricción; sino como; por ejemplo,

necesitamos un campo finito, atrapable para tejer a partir de él

las relaciones que nos posibiliten una comprensión del infinito.

A ello llamamos el quantum del 9 pues nos interesa la no repetición,

esto es La Oda del Orden, la restricción nos da el orden y el campo

de juego.

.2.

El Entremedio

La poesía requiere el vínculo entre los

versos, así como en la phalène las conectivas reúnen

a las palabras; se ha hecho que entre verso y verso (número y número)

se ha dibujado otro verso que conmemore ese instante del transcurso, por

eso Instante Infinito.

.3.

La Disyunción

Tipográficamente también hay una estancia,

diremos instancia, pues con estos 9 más 0 dígitos podemos

construir un infinito. El número Uno es esta unidad; las probabilidades

entre ellos juegan a las mismas relaciones que en nuestros conectores.

El poema brinca connaturalmente de un natural a otro.

.4.

El Desconocido

Amereida en la pg. 142 dice: “faltan palabras

para la forma de nombrar la andada”; sin duda por eso dibujamos,

para dar nombre a lo andado y así tener palabra; así dilucidamos,

entonces El Oscuro Mar se clarifica& faltan palabras porque ellas

abren, faltan porque nunca acaban; faltan porque es preciso esclarecer

la travesía.

.5.

La Solicitud

La poesía cuando es jugada se diferencia de

la literatura, interviene lo que vulgarmente llamamos vida: esto es La

Mano del Mundo, la que toma partido y es vivida como un acto semejante

al cotidiano; la poesía hecha por todos, axioma del Conde de Lautreamont,

pide de cada cual su memoria y su integridad, su mano, su jugada.

.6.

La Invención

Todo oficio permite, además de lo propio, otra

cosa; posibilita una nueva actividad humana, un quehacer que antes no

era posible, el zapatero que finamente enguanta el pie abre el mundo al

caminante, a los viajeros a los peregrinos. Los oficios hacen expresiva

la posibilidad del ha-lugar, la poesía canta a esta instancia de

la abertura. Ha de ser El Espejo; el rostro de uno mismo que la poesía

intenta develar.

.7.

El Reconocimiento

El acto que provoca en el lector el salto del exterior

a su intimidad exige de una poética que manifiesta lo extraordinario.

Se establece un vínculo en el lector que hace de eje entre su mundanidad

y lo celeste; esto restituye al cuerpo luego del quiebre; está

el acto ejecutándose in-situ La Luz de lo Visible. La interioridad

el presente hace patente el uno a uno& así ha de leerse.

.8.

La Hospitalidad

Y danzan las partes al ritmo en que impera el habla.

El Diálogo de las Criaturas se posibilita por una palabra que hace

regir las suertes nuevas; lo ya creado no basta si no se hospeda en otra

criatura cuando ella expresa su carencia y la totalidad en la falta del

otro -su complemento-; palabra que permite el diálogo.

.9.

La Restauración

Tal acto pide del cuerpo su ejercicio, voluntad y voluptuosidad;

el poeta a flor de labios libera por su boca lo inescrito y ahí

dicho; el oidor retiene el retumbar de la palabra poética. Las

Partes del Cuerpo como las partes de un todo juegan desde su unicidad

hasta sus combinatorias no infinitas. El autor y el lector se integran

en una persona: el auctor; tal jugada& y se rectifican uno al otro.

.Ø.

La Comprensión

Sepa el lector que aquí no cesa, que la elección

ha sido suerte de manos dignas. Tómese ya lo que afuera queda y

canta silente lo que se ha dicho& No cae en la cuenta pues no le tiene

y nunca le tuvo; estaba fuera; iba cantando de una en una antes que hiciera

decena entera.. Y ahí estaba, Fuera del Éter, fuera de sí

y lejos de todo haciendo al son rimar la lid de este poema y leyendo,

cómo si no, esas palabras que describieron tenerse cerca, contigüidad,

llamadas prestas que en fin& vacías; y hacen del cero la diferencia.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.